Diferencias entre reunificación de deudas y créditos rápidos

En estos tiempos de crisis, no es extraño escuchar que varias personas no pueden llegar a fin de mes o cuentan con el dinero justo para sobrevivir y cuando les surge algún imprevisto no tienen cómo pagarlo. Uno de los casos más comunes son las deudas en tarjetas de crédito, intereses que se acumulan si se deja un mes sin pagar y haciendo más y más difícil poder saldar. Pero también pueden existir emergencias tales como una cañería rota o el comienzo escolar de un hijo donde nos vemos obligados a comprarle los libros y materiales de estudio necesarios.

prestamos

Antes de enloquecer sabiendo que no podremos costearlo, es bueno conocer que existen ciertas empresas que ofrecen soluciones rápidas a estos problemas y pueden ayudarnos a salir del paso.

La reunificación de deudas generalmente es ofrecida por empresas de intermediación financiera que negocian el mejor interés posible. Para esto es necesario contar con un inmueble ya que el mismo será hipotecado, o en el caso de que ya lo estuviese anteriormente, rehipotecado. De esa forma el dinero conseguido se utiliza para pagar todas las deudas o préstamos pendientes, dejando una sola deuda y por consiguiente, un solo interés. Por otro lado, este tipo de operación puede estirar el plazo de pago sumando más años.

Otra opción es acceder a créditos rápidos. En internet encontraremos varias empresas que ofrecen dinero rápido y sin necesidad de mostrar avales. Los mismos se pueden solicitar por teléfono o completando un formulario simple en forma online. Las condiciones dependerán de cada empresa por lo cual es importante no quedarse con la primera de la lista, sino investigar y encontrar la que se ajuste a nuestras necesidades.

prestamos rapidos

Por ejemplo, una de las empresas que ofrecen préstamos rápidos es Wonga, la cual ofrece la posibilidad de devolver el préstamo rápido obtenido en 60 días, siendo que otras compañías sólo permiten esto a partir de 90 días o incluso un año. Por este motivo es importante leer bien los beneficios que cada empresa propone antes de decidirse por una, y verificar que podamos cumplir además con los plazos de pago del crédito rápido que estemos solicitando.

Es bueno tener en cuenta estas dos alternativas ante problemas de crisis, ya que además si buscamos una solución urgente es poco probable que un banco pueda ayudarnos. Mientras que tramitar un préstamo así puede demorarse semanas en un banco, la solución que estas empresas proponen no demora más de 24 a 48 horas, y ya tendremos depositado el dinero en nuestra cuenta.

Una de las negativas pueden ser los intereses por atraso en los pagos de las cuotas, ya que estos suelen ser altos. Pero es por esto mismo que antes de solicitar dinero rápido debemos evaluar si podremos cumplir con los pagos mensuales y no vamos a atrasarnos con los mismos, lo cual sólo incrementa nuestra deuda.

En definitiva, tanto la reunificación de deudas como los créditos rápidos pueden ser una forma de afrontar tiempos de crisis si nos manejamos con precaución y tomando los recaudos necesarios. 

Latest Comments
  1. Manuel Leon

    Yo he probado a pedir prestamos por internet porque me parece una forma rapida de conseguir dinero cuando te ves ahogado. He probado con http://www.quebueno.net http://www.wuonga.es y http://www.creditomovil.es y me ha ido bien. Suelo estar pendiente de ofertas para pedirlos, he repetido en creditomovil porque tienen muchas promociones y me sale mas barato. Yo veo estos creditos como buena opcion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *